Dificultades de aprendizaje


Las dificultades de aprendizaje o trastornos específicos del aprendizaje son un término general para una amplia variedad de problemas de aprendizaje. Los niños y adultos con dificultades de aprendizaje ven, escuchan y entienden las cosas de manera diferente. 

Esto puede ocasionar problemas con el aprendizaje de nueva información y habilidades, al igual que ponerlas en práctica. Los tipos más comunes de dificultades de aprendizaje incluyen problemas de lectura, escritura, matemáticas, razonamiento, comprensión auditiva y expresión oral.

Tener una dificultad de aprendizaje no hace que alguien sea menos inteligente, solo significa que aprenden de una manera diferente que puede hacer que las actividades tradicionales en el aula sean problemáticas. 

Es por eso que las personas con dificultades de aprendizaje a menudo requieren capacitación estratégica específica y lecciones personalizadas para superar los desafíos y avanzar en un ambiente académico.

Las dificultades de aprendizaje no pueden ser curadas o reparadas. Es una condición de por vida. Sin embargo, con el apoyo y la intervención adecuados, los niños con problemas de aprendizaje pueden tener éxito en la escuela y continuar con carreras exitosas, a menudo distinguidas, más adelante en la vida.

Dificultades de aprendizaje más comunes



La dislexia es la forma más común de todas las dificultades de aprendizaje. Una persona con dislexia tiene problemas para entender palabras, oraciones o párrafos. A menudo tienen problemas para procesar o entender lo que leen o escuchan.


La discalculia es una dificultad de aprendizaje de por vida que afecta la capacidad de comprender y resolver conceptos matemáticos. Las personas con discalculia a menudo tienen dificultades para manipular los números en su cabeza y recordar los pasos en fórmulas y ecuaciones.

  • Disgrafía

La disgrafía es una dificultad de escritura en la que a las personas les resulta difícil formar letras y escribir dentro de un espacio definido. Muchas personas con disgrafía poseen una escritura que es desigual e inconsistente. Muchos pueden escribir de forma legible, pero lo hacen muy lentamente o muy pequeños. Por lo general, las personas con disgrafía no pueden visualizar letras y no tienen la capacidad de recordar los patrones motores de las letras y la escritura requiere una gran cantidad de energía y tiempo.

  • Disortografía

La disortografía afecta principalmente la escritura. Las personas con disortografía no pueden escribir palabras ortográficamente adecuadas. Un texto escrito por una persona con disortografía estará lleno de varios errores y errores gramaticales, que se cometen repetidamente y cuya explicación no tiene que ver con las capacidades intelectuales de la persona. 

Nota Importante

La información descrita en esta página es una descripción general de este tema y sus síntomas, sin embargo, su manifestación real es distinta para cada persona. Si consideras que tú o alguien que conoces posee alguna o varias características mencionadas, te recomendamos siempre acudir y consultar con un profesional de la salud mental.

Otros profesionales

Te recomendamos considerar y contactar a otros psicólogos con quienes podrías trabajar.