Infidelidad


La infidelidad no es, de ninguna manera, un problema nuevo, es uno que ha estado impactando a las parejas durante muchos años. La infidelidad puede causar desafíos significativos para las parejas, y es uno de los problemas más difíciles de tratar en la terapia.


La mayoría de las parejas en relaciones comprometidas tienen reglas implícitas o explícitas con respecto a la infidelidad. Sin embargo, no todas las parejas ven la infidelidad de la misma manera. La discrepancia en las opiniones puede llevar a problemas en la relación y complicar el proceso de sanación.


La infidelidad, tanto extramarital como extradídica, es un problema importante que afecta seriamente a muchas relaciones. Aunque la gravedad de los asuntos es ampliamente reconocida, no existe una definición universal de infidelidad.


La mayoría de las relaciones comprometidas se caracterizan por un compromiso explícito o implícito con respecto a la intimidad, que incluye fidelidad sexual y emocional a la pareja.


Generalmente la infidelidad implica una traición a este compromiso implícito o declarado con respecto a la exclusividad íntima. Con la infidelidad, la intimidad emocional y/o sexual se comparte con alguien fuera de la relación principal sin el consentimiento de la otra pareja.


La infidelidad ha sido definida estrechamente como un comportamiento sexual fuera de la relación; sin embargo, la definición de infidelidad se ha ampliado para incluir más a un grupo más diverso de conductas.



Infidelidad física


Una de las formas de infidelidad más reconocidas es la infidelidad física o sexual. Se considera la infidelidad sexual cuando se tiene relaciones sexuales con alguien que no sea tu pareja.


Los comportamientos tales como abrazar, besar, tocar,, tener relaciones sexuales orales y tener relaciones sexuales pueden ser comportamientos asociados con la infidelidad física; no obstante, algunos pueden tener opiniones diferentes.


Infidelidad emocional


Infidelidad emocional es otro tipo de infidelidad altamente reconocido. Este tipo de comportamiento infiel ocurre con más frecuencia que el tipo físico y puede definirse como cuando alguien se enamora, comparte intimidad emocional o pasa tiempo de calidad con un individuo fuera de la relación primaria.


Las traiciones emocionales puras implican el desarrollo de un vínculo emocional con una pareja extradádica y este desarrollo emocional puede ser tan perjudicial o traumático como un asunto físico.


Infidelidad cibernética


Si bien las formas físicas y emocionales son a menudo las formas más reconocidas de infidelidad, la infidelidad cibernética es cada vez más frecuente. Se ha descubierto que los efectos de un amorío en línea pueden ser casi tan graves como las relaciones sexuales.


Los teléfonos inteligentes e internet han brindado al público en general medios más convenientes para participar en interacciones fuera de la relación principal. La tecnología moderna ofrece mayores posibilidades para la comunicación y las relaciones con los demás, por lo que crea más vías para que las personas sean infieles a sus parejas.



Contamos con el apoyo de: