Hiperactividad


La hiperactividad se refiere al un comportamiento hiperactivo que generalmente significa presentar una actividad constante, distraerse fácilmente, impulsividad, incapacidad para concentrarse, agresividad y comportamientos similares.

El término hiperactividad es utilizado principalmente para referirse a una de las presentaciones del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad TDAH. Este trastorno uno de los trastornos mentales más comunes que afectan a los niños. 

El TDAH es un trastorno neurológico y real. El TDAH involucra un grupo de habilidades clave conocidas como funciones ejecutivas. La función ejecutiva afecta la capacidad de enfocar, organizar, usar la memoria de trabajo y otras habilidades.

Los altos niveles de actividad, la dificultad para permanecer quietos durante largos períodos de tiempo y la falta de atención, son comunes en los niños pequeños en general. La diferencia en los niños con TDAH es que su hiperactividad y falta de atención son notablemente mayores de lo esperado para su edad y causan angustia y/o problemas que funcionan en el hogar, en la escuela o con amigos.

La hiperactividad a menudo se considera más un problema para las escuelas y los padres que para el niño. El comportamiento hiperactivo puede hacer que un niño sea un objetivo de acoso escolar o hacer que sea más difícil conectarse con otros niños. El trabajo escolar puede ser más difícil. Los niños que son hiperactivos son frecuentemente castigados por su comportamiento.

Signos comunes de hiperactividad e impulsividad


  • Inquietarse o retorcerse
  • No poder permanecer sentado por largos periodos de tiempo
  • Hablar sin parar
  • Saltar alrededor de una habitación
  • Decir cosas inapropiadas sin pensar
  • Ser impaciente o grosero
  • Interrumpir o entrometerse en las conversaciones de otras personas
  • Tener dificultades para esperar tu turno

Los síntomas en niños y adolescentes a veces también se aplican a adultos con posible TDAH. Pero algunos especialistas dicen que la forma en que la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad afectan a los adultos puede ser muy diferente de la forma en que afectan a los niños.

Nota Importante

La información descrita en esta página es una descripción general de este tema y sus síntomas, sin embargo, su manifestación real es distinta para cada persona. Si consideras que tú o alguien que conoces posee alguna o varias características mencionadas, te recomendamos siempre acudir y consultar con un profesional de la salud mental.

Otros profesionales

Te recomendamos considerar y contactar a otros psicólogos con quienes podrías trabajar.